DESCUBREN QUE UN HONGO PODRÍA SER UNA ALTERNATIVA ECOLÓGICA PARA CONSTRUIR MATERIALES LIVIANOS Y RESISTENTES

Un grupo de investigadores de instituciones científicas de Finlandia, Alemania y Países Bajos reveló que el hongo de la yesca, identificado científicamente como ‘Fomes fomentarius’, podría ser empleado como una alternativa sustentable en la fabricación de materiales ligeros y resistentes para diversas aplicaciones médicas e industriales, informó este miércoles el Centro de Investigación Técnica de Finlandia (VTT, por siglas en finlandés).

En el estudio, publicado en la revista Science Advances, se detalló que esta especie de hongo patógeno vegetal, que comúnmente crece en los bosques de hayas y abedules del hemisferio norte del planeta, desempeña una función importante en la liberación de carbono y otros nutrientes de los árboles enfermos o muertos.

Concretamente, se precisó que el micelio del ‘F. fomentarius’, que es una estructura compuesta por filamentos delgados que forman redes similares a las raíces, se propaga en los árboles a través de las superficies dañadas, comenzando un proceso de descomposición interna conocido como ‘podredumbre blanca’.

Para comprender cómo la especie fúngica podría mantenerse liviana, pero a la vez tan fuerte como para resistir a ser arrancada, los científicos recolectaron una muestra de ‘F. fomentarius’ de una sección de un tronco de abedul de la ciudad finlandesa de Vantaa.

Tras realizar un análisis químico y mecánico mediante tomografía computarizada, difracción de rayos X y espectroscopia infrarroja, se determinó cómo era la composición estructural del hongo. Los especialistas indicaron que esta estaba conformada por tres capas distintas, que son una corteza externa dura, un revestimiento similar a la espuma denominada ‘contexto’ y una sección de tubos estrechos llamados ‘tubos himenóforos’.

“La red de micelio es el componente principal en todas las capas”, señaló Pezhman Mohammadi, académico del VTT, quien explicó que “en cada capa, el micelio exhibe una microestructura muy distinta con orientación preferencial, relación de aspecto, densidad y longitud de rama únicas”.

En el caso de la última capa, se descubrió que la red de micelio en los tubos himenóforos pueden resistir fuerzas mayores que la capa espumosa, todo sin sufrir grandes dislocaciones o deformaciones. “Al comparar las propiedades de los materiales de las estructuras del ‘F. fomentarius’, es importante considerar qué tan livianas son en comparación con el plástico duro o la madera”, recalcó Mohammadi, aclarando que “los tubos himenóforos son comparables en resistencia a la madera, pero son mucho más livianos que la madera”.

Los investigadores especificaron que la estructura del hongo puede modificarse para crear diversos materiales con diferentes características fisicoquímicas, con el propósito de que sean más resistentes y livianos que la mayoría de los materiales de origen natural y sintético. “Cultivar el material utilizando ingredientes simples podría ayudar a superar el costo, el tiempo, la producción en masa y la sostenibilidad de cómo fabricamos y consumimos materiales en el futuro”, concluyó Pezhman Mohammadi.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *