PEMEX, EL GRAN BENEFICIADO POR LOS ESTÍMULOS FISCALES A GASOLINAS: CIEP

Petróleos Mexicanos (Pemex) fue la gran ganadora con la estrategia del gobierno federal para contener los precios de las gasolinas el año pasado, de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En el 2022, en medio de la escalada de los precios del petróleo, el gobierno implementó un estímulo fiscal complementario a la gasolina, en adición al ya existente sobre el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles.

Lo anterior, llevó a que en el 2022 se dejaran de recaudar 397,298 millones de pesos tan solo por estímulos; sin embargo, el CIEP indicó que existen otras renuncias recaudatorias que no han sido especificadas o detalladas, como son las devoluciones a los contribuyentes, en dónde la petrolera a cargo se vio beneficiada.

“De forma directa el principal beneficiario de la política de incentivos a las gasolinas fue Pemex. Por un lado, las devoluciones fiscales por IEPS a combustibles son capturadas, principalmente, por Pemex.

Por otro lado, 31% de los ingresos petroleros excedentes no se transfirieron al Fondo Mexicano de Petróleo (FMP).

Además, hay gastos fiscales no reportados en otros conceptos tributarios que pudieron haber sido acreditados por parte de Pemex u otros contribuyentes”, indicó el CIEP.

Los datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) mostraron que, por concepto de IEPS, se devolvieron 139,423 millones de pesos a los contribuyentes. El principal beneficiario de las devoluciones vinculadas al rubro de combustibles fósiles fue Pemex.

Otro rubro en donde los estímulos fiscales pudieron haber pegado a la recaudación fue en el IVA ya que, a menor precio de gasolina, se cobra un menor IVA.

“Ambos gastos fiscales no son reportados de forma detallada, por lo que se desconoce el gasto fiscal total que los incentivos fiscales al IEPS tienen en otros conceptos tributarios”, aseveró la organización civil.

Sacrificio al erario

El año pasado, la normalización de la economía tras el primer gran impacto del Covid-19, así como la invasión de Rusia a Ucrania, provocaron que el precio del petróleo se disparara a niveles no vistos en décadas.

Lo anterior provocó que el gobierno obtuviera mayores ingresos petroleros; sin embargo, esto también elevó el precio de la gasolina a los consumidores, por lo que aplicó al máximo el estímulo fiscal sobre el IEPS y creó el complementario.

Al observar mayores precios de petróleo a lo estimado se esperaba que los ingresos petroleros crecieran a mayor ritmo que el gasto fiscal. Al comparar la recaudación observada y aprobada, los ingresos excedentes por concepto de petroleros son menores al gasto fiscal por 2,733 millones de pesos, explicó el CIEP.

Si bien la inflación de energéticos en México se ubicó por debajo de la inflación general en el 2022, la de alimentos se ubicó en 13.3%, muy por arriba del promedio general de 7.9 por ciento.

“Sin atribuir causalidad a la medida fiscal sobre los resultados inflacionarios, el gasto fiscal identificado para incidir en la inflación de combustibles es equivalente a 10.4% de los ingresos tributarios observados en el 2022 o al 47.8% y 162.5% del gasto reportado en la función educación o la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, respectivamente”, destacó el CIEP.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *